diciembre 30, 2008


"En Santiago tenemos bajo nuestro cuidado 230 niñitos; en Valparaíso más de 80, lo que nos da bastante trabajo porque estos niños son casi todos pequeños, es decir de dos a cuatro, seis y diez años. .... yo pienso pues que día y noche nosotras debemos desempeñar junto a estos pobrecitos todos los deberes de una buena madre ... Que mis hermanas (1) no se sientan si no les escribo a cada una en particular; tomen mis saludos como los mismos para cada uno de ustedes, para qué, pues, dividirlos en papel; ...Por medio de la presente les haré también mi visita de sus días de cumpleaños. Hago mi viaje con entusiasmo; no le cuesta nada a mi imaginación que es fuerte en recuerdos de los hermosos parajes de Saint Henri y de sus felices habitantes."
Sierva de Dios Madre Bernarda Morin
*Carta a sus padres. Santiago 10 de Septiembre de 1861(1) se refiere a sus hermanas, Morin Rouleau.
Recordemos que Madre Bernarda abandona su natal Canadá a los 19 años, no vuelve a su patria y tampoco, mas que por cartas, tiene contacto con su familia. En ese sentido, recordemos unas palabras de ella:"Más vale un acto de humildad y vencimiento, de abnegación, sufrimiento y paciencia que la posesión y el goce de todos los placeres del mundo"** Niñas del Hogar de Valparaíso que este año celebró sus 150 años.Agregar comentario - 0 comentarios


diciembre 16, 2008

Boletín N° 24

http://sites.google.com/site/bernardamorin/Home/BOL_24.pdf

LA CARIDAD INFINITA DE JESUS

"El buen Jesús nos ama con una caridad infinita; puramente para hacernos bien, para renovar en nuestras almas su sagrada imagen y semejanza, para comunicarnos sus infinitos méritos y hacernos vivir de su propia vida"
Sierva de Dios Madre Bernarda Morin

diciembre 15, 2008



Al precepto de amar a Dios va unido el segundo de amar al prójimo en proporción en que se ama a Dios. San Juan Evangelista nos enseña: si alguno dice: yo amo a Dios, y mientras tanto aborrece a su hermano, es un mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ve, a Dios, a quien no ve, ¿Cómo podrá amarlo?"
Madre Bernarda Morin* Cartas Capitulares. Pág. 89

diciembre 01, 2008

A navegar con Bernarda


Hace tiempo fuimos invitados(as), como familia Providencia, a navegar con Madre Bernarda Morin; emplazados(as) a correr riesgos, a desafiar momentos adversos que nos llevarían incluso, a sentir que no se llegaría a la meta deseada, así entendimos ¡cuán importante es cultivar la perseverancia! Al abrirnos a nuevos desafíos, podemos en ellos encontrar obstáculos que nos desviarán o nos detendrán en nuestra aventura; frente a ello aprendimos a confiar, a avanzar guiados(as) por la mano de Dios, El nos invita a tener valor y fe para enfrentar lo desconocido motivados(as) por la misma experiencia con que Madre Bernarda y sus compañeras se embarcan en la aventura evangelizadora que finalmente las trae a Chile después de un largo y angustioso viaje, donde sólo su fe y amor a Dios las mantuvo de pie.
En esta nueva entrega estamos llamados(as) a trabajar por ella; a alimentar la llama que mantiene vivo su carisma entre nosotros(as); reandar su senda y re-conocer sus huellas e invitar a quienes nos rodean a conocer su acción evangelizadora. Aventurémonos, aceptemos este desafío, comprometámonos, nuestra recompensa no sólo será su proclamación como Beata Madre Bernarda Morin, hoy Sierva de Dios, sino la gratificación de haber sido partícipes, por sobre todo, de su acción evangelizadora. Hemos estructurado esta entrega básicamente en torno a dos ejes claves para nuestra labor. El primero nos introduce en la opción de Madre Bernarda por el servicio al necesitado. Ella hizo presente su carisma, en una tierra que adoptó como propia, desde su llegada a Chile en 1853, convirtiendo esa opción en un fiel testimonio de la pastoral social en la Iglesia chilena proyectada hoy, en la labor de las Hermanas de la Providencia.
Para ello presentamos el artículo "Ser Iglesia, sirviendo a la patria" del historiador Fernando Aliaga R. junto a la reproducción de "Presencia de las Hermanas de la Providencia en Chile", que nos muestra el camino que la Congregación ha ido construyendo a lo largo de la historia pastoral y social de nuestro país.
El segundo eje es un espacio que invita a reflexionar, nos informa sobre el avance en la causa del proceso de la beatificación de Madre Bernarda; nos conmueve al presentarnos testimonios de esperanza y gratitud hacia ella pero, también nos inquieta, nos muestra la real dimensión con que
hemos asumido el compromiso de testimoniar su acción evangelizadora.
En última instancia, queremos señalar que éste es un espacio abierto a las propuestas, inquietudes y reflexiones que surjan en el contexto de la causa de beatificación de Madre Bernarda y les invitamos a participar en él.
Para seguir leyendo ... Boletín Bernarda Morin N° 23, año 2007
http://sites.google.com/site/bernardamorin/Home/bol_Centro_Bernarda_Morin.pdf

noviembre 29, 2008

Beatificación Madre Bernarda (estado de la causa)




Como pocos saben, una causa de beatificación involucra una serie de procesos y una gran cantidad de participantes, pues de ellos(as) y nosotros(as) depende la promoción de quien consideramos candidata a la santidad. La Iglesia pide abrir causas de beatificación de fieles que hayan fallecido con fama de santidad y que ésta, sea constante y difundida.


El Centro Bernarda Morin, aporta para el Boletín, el avance en el proceso de la causa de beatificación de Madre Bernarda Morin, iniciado el 12 de Abril de 1956, con el nombramiento del Postulador el señor Presbítero Francisco Donoso G. Entre los años 1956 y 1962, el Pbro. Francisco Donoso llevó adelante el proceso, con una dedicación total, como expresión del cariño filial que tenía hacia Madre Bernarda. La había conocido desde pequeño, luego sintió su asistencia maternal en los años del seminario y finalmente, luego de ser ordenado, había sido nombrado capellán de la Casa Matriz de la Providencia.


El trabajo realizado por el Pbro. Francisco Donoso ha quedado, por
lo tanto, consignado en:

  • la Biografía de Madre Bernarda que él tituló: Bernarda Morin, su vida y su personalidad. 2 Vols. Santiago. 1953.

  • las 45 carpetas que forman parte de la caja Nº 21 del archivo provincial de la causa de su beatificación, donde están recopilados los testimonios de las personas que han declarado a favor de las virtudes y ejemplo de vida cristiana y religiosa, dado por la Madre Bernarda.
En el año 1995, a nivel de la Congregación, esto es, con la participación de la superiora general y su consejo, con sede en Montreal, Canadá y de la superiora provincial y su consejo, con sede en Santiago, Chile, se reabre, en la Curia del Arzobispado de Santiago, el proceso de beatificación de Madre Bernarda Morin. Desde ese año 1995 hasta el momento actual, se ha trabajado arduamente pero con mucha alegría, dedicación y esperanzas de lograr el objetivo propuesto: la beatificación de Madre Bernarda.


En el período Noviembre - Diciembre 2007 se investigan los siguientes
archivos:

  • Archivo Congregación Hijas de San José

  • Archivo Municipalidad de Providencia

  • Archivo Municipalidad de La Serena

  • Archivo Nunciatura

  • Archivo Histórico del Arzobispado de Santiago.

Se termina en Noviembre del 2007, la Cronología e Itinerario de la Causa de la Sierva de Dios. El Fr. Juan Rovegno O.F.M. Vice postulador de la Causa, señala que para el bien ella, se están estudiando casos de posibles milagros; casos a
los que tienen acceso sólo Hermana María Angélica Alvear, Superiora Provincial; Padre Juan Rovegno, como Vicepostulador de la Causa y Hermana Inés Beros.
En proceso se encuentra la traducción al español de las cartas traídas desde el Archivo de la Casa Madre, Canadá, que no se encuentran en nuestro
archivo.


Con anterioridad se solicitó a la Conferencia Episcopal de Chile su
apoyo, traducido hoy en las diversas cartas enviadas por los Obispos a la
Hermana María Angélica Alvear, Superiora Provincial y de las cuales
transcribimos tan sólo algunas expresiones:


"Me alegra saber que muy pronto estará lista la documentación que será enviada a Roma para la beatificación de la Madre Morin. Por de pronto me uno en la oración a toda la comunidad para que este proceso llegue a buen término."
+Francisco Javier Errázuriz Ossa
Cardenal Arzobispo de Santiago


"Ciertamente que la Madre Bernarda Morin es una figura muy notable y a quien la Iglesia que peregrina en Chile le debe muchísimo. Quiera Dios que el proceso avance con rapidez para que pronto la veamos inscrita en el catálogo de los santos de la Iglesia. Ojala su figura pudiera ser más conocida en nuestra Iglesia. Me comprometo a ayudar a su difusión."
+Javier Prado Aránguiz ss.cc.
Obispo Emérito de Rancagua


"...me alegró mucho saber que la causa de la beatificación de la Madre Bernarda está muy bien encaminada. Conozco su vida y su personalidad y me alegraré mucho cuando sepa que ha sido declarada beata y ulteriormente santa por la Iglesia. Es una hermosa imagen de religiosa sencilla, servicial, muy amante de la Iglesia, y muy cariñosa con todos, especialmente con los pobres..."
+Bernardino Piñera C.
Arzobispo Emérito de La Serena


"Sin duda que la oración y el testimonio de tanta gente llevarán a feliz término este proceso."
+Bernardo Bastres Florence sdb.
Padre Obispo de Magallanes



Una vez terminado el documento donde se da cuenta del resultado de la comisión teológica e histórica, se solicitará audiencia a Monseñor Francisco Javier Errázuriz, Cardenal Arzobispo de Santiago, para cerrar esta etapa con una solemne ceremonia y posteriormente enviar dos copias, de todo el material investigado, a la Congregación para la causa de los Santos, en Roma. El 4 de Octubre del 2007, conmemorando otro año más de su fallecimiento, se realiza una Eucaristía en el Templo Votivo de Maipú, invitados por la comunidad del Colegio Carmela Larraín de Infante, perteneciente a nuestra Congregación.
Aún queda mucho por hacer, es imperioso motivar a toda la Provincia, que precisamente lleva el nombre de Bernarda Morin, para difundir su vida y su obra.

septiembre 11, 2008

Si te invito, ¿te comprometes con mi causa?

Hemos sido invitados, como familia Providencia, a navegar con Madre Bernarda Morin, Sierva de Dios; emplazados a correr riesgos, a desafiar momentos adversos que nos llevarán incluso, a sentir que no se llegará a la meta deseada, así entendimos cuan importante es cultivar la perseverancia. Al abrirnos a nuevos desafíos, podemos en ellos encontrar obstáculos que nos desviarán o nos detendrán en nuestra aventura; frente a ello aprendimos a confiar, a avanzar guiados por la mano de Dios, El nos invita a tener valor y fe para enfrentar lo desconocido motivados por la misma experiencia con que Madre Bernarda y sus compañeras se embarcan en la aventura evangelizadora que finalmente la trae a Chile después de un largo y angustioso viaje, donde sólo su fe y amor a Dios las mantuvo en pie.
Estamos llamados a trabajar por ella; a alimentar la llama que mantiene vivo su carisma entre nosotros; re_andar su senda y re_conocer sus huellas e invitar a quienes nos rodean a conocer su acción evangelizadora. Aventurémonos, aceptemos éste desafío, comprometámonos, nuestra recompensa no sólo será su proclamación como Beata Madre Bernarda Morin, hoy Sierva de Dios, sino la gratificación de haber sido partícipes, por sobre todo, de su acción evangelizadora.