febrero 18, 2011

PRIMICIAS DEL DIA

"Gracias te doy, oh Dios mío
porque me concedéis un nuevo día
para atesorar para el cielo....
un día menos para el tiempo...
un día más cerca de la eternidad...
un día de gracia para arrepentirme del pasado...
hoy quiero amaros y serviros con mayor fidelidad que nunca.

Más, si cayere en alguna falta o infidelidad,
la llevaré amargamente en el corazón de mi dulcísimo Esposo Jesús,
reconociendo mi falta, pidiéndole perdón y,
sin desalentarme por la mala recolección que he hecho
de los frutos de mi huerto,
que por si mismo no puede producir otra cosa
que abrojos y espinas,
pediré al Señor le purifique,
le riegue con el rocío de su preciosísima Sangre,
arranque de él todo lo que le desagrade y ofenda sus miradas,
prepare la tierra de mi corazón para recibir las impresiones de su gracia
hasta que quede convertida en un delicioso jardín,
donde pueda recrearse el Divino Esposo de mi alma
entre lirios de fuerza
rosas de caridad
y violetas de humildad.

Y si llegada la tarde fuera yo tan dichosa
que no tuviera nada que reprocharme ante el acatamiento del Señor
y hubiera hecho cuanto fuera del agrado de mi Dios durante el día,
postrada humildemente en presencia de mi Esposo Jesús,
con la frente en el polvo debo decirle:
sierva inútil y pecadora soy,
mañana empezaré, ¡Dios mío a serviros como si hasta el presente no hubiera hecho nada vuestro tu amor!

Ayúdame Señor con tu gracia y,
dame tu celeste bendición"

0 comentarios: