agosto 23, 2010

20 DE AGOSTO DE 2010




Un soleado día acompañó la celebración que el Comité pro beatificación Bernarda Morin organizó, el pasado 20 de Agosto, para celebrar el onomástico de la Sierva de Dios Bernarda Morin, fundadora de la Congregación de las Hermanas de la Providencia en Chile. En compañía de parte del Consejo Provincial, la Sra. Isabel Margarita Mandiola en representación de la Ilustre Municipalidad de Providencia, el Mayor de Carabineros, Francisco Campaña Toledo, de la 19ª Comisaría de Providencia, Monseñor Bernardo Herrera Salas, delegaciones de las distintas comunidades de las obras de la Congregación, Asociados Providencia y otros invitados fuimos motivados a recordar que como país estamos prontos a celebrar nuestro bicentenario, 200 años de historia compartida que nos invitan a recordar que nuestra identidad está enraizada en nuestra historia, que ha sido forjada por cientos de hombres, mujeres y niños que han sabido de triunfos y derrotas, glorias, alegrías y tristezas y, que en esta historia se alza la figura de una mujer que viniendo desde su lejana Canadá se sitúa como un apóstol de Dios en ella, haciendo del servicio al necesitado “una opción de espiritualidad” para llegar a ser reconocida como “la madre de los pobres”.

Llegadas en Junio de 1853 al puerto de Valparaíso, las cinco misioneras que viajaron desde Canadá, se trasladan en Agosto del mismo año a Santiago con el fin de hacerse cargo de la “Casa de Huérfanos” de la capital, posteriormente, siendo un gran acontecimiento en la ciudad, se trasladan en dirección a la Chacra lo Chacón ubicada en el camino hacia Las Condes lo que motivó que esa vía comenzara a llamarse “Callejón de la Providencia” para posteriormente dar el nombre a la Comuna (de Providencia).

Comprendiendo que la historia de la Congregación de las Hermanas de la Providencia, su fundadora en Chile, la Sierva de Dios Bernarda Morin y la Comuna de Providencia están íntimamente unidas es que nos reunimos en la plazoleta que lleva su nombre a festejar su figura; Se invito a la Superiora Provincial de las Hermanas de la Providencia, Hermana Ana Teresa Araya, a dirigir unas palabras de bienvenida. Para luego invitar a la Sra. Isabel Margarita Mandiola, en representación de la Ilustre Municipalidad de Providencia, dirigirnos unas palabras que sin duda dibujaron gratamente la relación entre la comuna y la Congregación de la Providencia, nos señaló: "Asombra observar cómo aquel puñado de religiosas hace ya tanto tiempo prácticamente encalló nuestras costas yendo rumbo a otro lugar muy lejano y sin embargo, haciendo honor a su congregación y dando prueba de su fe en la Providencia se entregaron a los designios de Dios y entre nosotros hicieron historia. En primer lugar, con su entrega, semilla de caridad. Su maravilloso ejemplo de amor al prójimo que a la Municipalidad de Providencia, por nombrar tan sólo un ejemplo, ha inspirado la formación de dos escuelas de párvulos animados por el mismo espíritu altruista con cuyo emblema llegó la Madre Bernarda y que llevan su venerable nombre. Es por ellas que Providencia ostenta su bello nombre... que sepa en el cielo que aquí en la tierra se la recuerda y se la honra, se le agradece y se la celebra..."

La Banda del Colegio Santa Clara, dirigida por el señor Hernán Pinto estuvo presta a colaborar con esta ceremonia y nos acompañó al principio con el Himno Nacional para luego deleitarnos con un popurrí musical como signo se la alegría que Madre Bernarda derramó en los corazones de cientos de niñas y niños de nuestra tierra.

Como sabemos la Ilustre Municipalidad de Providencia no ha dejado de reconocer la labor que Madre Bernarda Morin realizo con cientos de niños de nuestro país y tal como lo señalara la Sra. Isabel Margarita Mandiola, es en virtud de ese reconocimiento que fundan, el año 2003, las Escuelas de Párvulos, respondiendo de esta manera a la necesidad de entregar “apoyo sostenido a las familias de la comuna”. Sin duda uno de los momentos más recordados por muchos de los presentes será la presencia de los alumnos de las Escuelas de Párvulos Bernarda Morin de la Comuna de Providencia quienes interpretaron el Himno de su escuela: "...De donde vengo y a donde voy, te llevo siempre en mi corazón, escuela Madre Bernarda Morin..."



Reconocemos que la Sierva de Dios Bernarda Morin logra una completa identificación con nuestra idiosincrasia, conociendo muy profundamente sus fortalezas y debilidades, el ser reconocida como “Servidora de los pobres”, se constituye “en la expresión de un compromiso social, fruto de su espiritualidad”. En su momento es el gobierno quien sabe reconocer el servicio al bien común, al bien de nuestra sociedad y de nuestra Patria que hace Madre Bernarda por lo que, el Gobierno de don Arturo Alessandri Palma le otorga la Medalla de Condecoración al Mérito el año 1925. Un completo perfil histórico de la Sierva de Dios Bernarda Morin nos dibujó la Secretaria Provincial de las Hermanas de la Providencia, hermana Nancy Arévalo. L
as hermanas del Consejo Provincial presentes depositaron en la ofrenda floral que se había dispuesto al costado del busto, que en la plaza que lleva su nombre, recuerda a la Sierva de Dios un cinto bellamente adornado en el que se leía: "Nuestra tierra te agradece tu entrega y sacrificio".

Culminamos la celebración agradeciendo a todos quienes nos acompañaron momento en que la Banda del Colegio Santa Clara interpretaba el Himno de la Providencia mientras el comité pro beatificación entregaba a cada uno de los presentes una postal que nos recordaba las obras con las que la Congregación de la Providencia ha sido conocida a lo largo de su historia.

Dulce Providencia has derramado tu Divino don entre nosotros, te agradecemos la presencia de la Sierva de Dios Bernarda Morin en nuestra tierra que agradece su entrega y sacrificio.


0 comentarios: