julio 25, 2010

DESDE EL HOGAR SAN VICENTE DE PAUL

Desde el Hogar San Vicente de Paul de Limache nos enviaron este escrito que a un mes de la Pascua de nuestra querida Hermana Guacolda nos invitan a recordar a una mujer bendecida que siguiendo los pasos de las Fundadoras de la Congregación de la Providencia vivió fielmente las virtudes de Humildad, Simplicidad y Caridad.

"A un mes de su partida….

Pensar que solo era ayer cuando Hermana Guacolda nos estaba invitando a participar de la gran celebración del Sagrado Corazón, que culminaba el Viernes 11 de Junio, luego de haber rezado la novena junto a las tías (o), y niños. Ella Devota e impulsora de su devoción en el Hogar. Gran evangelizadora, le gustaba juntar a todos para orar y celebrar todas las festividades religiosas.

Siempre preparaba un detallito para regalarnos. Y como no mencionar los cantos que con tanto entusiasmo y a todo pulmón enseñaba a niños, niñas, tío, tías. (Espíritu Santo Ven Ven, Alabaré, Alabaré, Amor, Amor) Como no recordarla los días Jueves cuando con cariñosas palabras, rezaba una jaculatoria (Sagrado Corazón de Jesús, en voz confío) y nos invitaba a buscar verdura en la bodega.

Siempre preocupada que todo el personal alcanzara algo y que fuera equitativo.Tantos momentos compartidos en estos dos años que estuvo en el Hogar. Los niños y niñas la recordarán siempre porque ella con cariño venía todas las tardes a darles la comida y a ellos les gustaba tomar su bolsita de género, donde siempre había una sorpresa (dulces). Con cariño los más chiquitos decían (Guacolda dulces).

En nuestra memoria quedará una última reunión en la cual conversábamos sobre la mejor manera de educar y corregir a los niños y niñas. Ella decía que la gran clave era el “AMOR”. Hoy queremos manifestar nuestra profunda tristeza por su partida tan repentina, pero sabemos que el Señor la tiene en su Santo reinodirigiendo el coro celestial. Gracias Hermana Guacolda por tu entrega y dedicación, ya que a pesar de tu edad, tu espíritu humilde, servicial y abnegado te permitían estar siempre ayudando.

Esperamos ser fieles discípulos de tu ejemplo de entrega de amor..."

También nos enviaron éstas imágenes que compartimos con ustedes.

*Las imágenes han sido retiradas.








Gracias al Hogar San Vicente de Paul por compartir estas líneas con todos.


0 comentarios: