agosto 29, 2009

HA PASADO MUCHO TIEMPO ...

Ha pasado demasiado tiempo desde nuestro último posteo, no había caído en cuenta de eso hasta que alguien me dijo: ¿qué pasó que el blog se durmió? ... ¡incluso ya está terminando el Mes de la Providencia!.
A veces es bueno un tiempo de silencio, de espera, en la editorial del Boletín de Madre Bernarda N°26, año 2008. damos cuenta de eso... "la lógica siempre nos invita a avanzar, ir hacia la búsqueda de respuestas o quizás nuevas interrogantes pero a veces es precisop detenerse y meditar; encontrar en el camino andado no sólo nuevas preguntas, las caídas, las metas no alcanzadas, lo aprendido, reflexionar sencillamente sobre lo aprendido, la alegría por sencillamente ... avanzar y encontrar en ello el gozo profundo de dejarnos seducir por el ejemplo de vida de una mujer traspasada por la fe que trascendio a su tiempo y que nos invita a tener un íntimo encuentro con la vida"
Este tiempo de silencio que no fue intencional, solo sucedió... quizás muchos digan "la Providencia", ha sido un tiempo en que hemos tenido la oportunidad de ese intimo encuentro con Madre Bernarda, poco a poco les iremos contando. .. por ahora sólo quiero volver atranscribir un extracto de varias cartas que Madre Bernarda le escribe a sus padres,
Mi buen papá y mi buena mamá:Hace hoy once años, contados día a día, que yo me alejaba para siempre del lugar que me había visto nacer. Fue en este día, para siempre memorable, cuando yo me separaba para siempre de mis buenos padres… ¿quién diría las emociones que mi pobre corazón tuvo que soportar en esta ocasión?...Era demasiado prometer, me dirán ustedes; la naturaleza tiene sus leyes de las que el hombre no puede apartarse; pero no quería causar impresiones demasiado fuertes a mi buena mamá, y luego apreciaba tanto el estado religioso, que yo condenaba la ternura de mi corazón, que, a pesar de todo, se fundía en lágrimas. De vuelta de la Iglesia, no quise siquiera entrar a las habitaciones ni subir a los altos, temiendo que las puertas se me cerrasen obstruyéndome el paso. ¿Qué voz tan fuerte me había llamado? ¿quién podía imponerme tantos y tan penosos sacrificios? ¡Ah! Ya ustedes lo saben y se han sentido contentos. Nuestro Señor habiéndome elegido por esposa, no me había dado el sentimiento de la piedad filial, sino para inmolárselo por el sacrificio de la separación; pero este sacrificio, lejos de destruirlo, lo ha aumentado y purificado admirablemente. En este aniversario tan solemne para mi los invito a redoblar sus testimonios de acción de gracias por un beneficio tan grande; mi felicidad presente los obliga y la esperanza de la felicidad futura, de la que la vida religiosa es imagen, los invita igualmente a unir sus demostraciones de alegría con las mías; porque yo no tengo expresiones para decirles cuán feliz me siento. No es para enternecerlos el que yo venga a contarles de buena fe lo que experimenté a mi salida de nuestra casa.Adiós mis buenos padres. El cielo que nos espera después de algunos días que nos quedan aún sobre la tierra, es un lugar de felicidad perfecta y de gozo sin igual ¡hermoso cielo! ¿Cuándo nos reunirás en tu seno?Vuestra afectuosa y querida hijaSor Bernarda
Extracto tomado de las cartas que Madre Bernarda escribe a sus padres el 10 de Mayo de 1861 y el 20 de Enero de 1863

1 comentarios:

Rosa dijo...

GRACIAS: DE ESTE EXTRACTO DE LAS CARTAS DE BERNARDA, ME SIRVIO PARA COMENZAR LA EUCARISTIA QUE NUESTRO COLEGIO REALIZA TODOS LOS AÑOS, EN DONDE TODOs PEREGRINAMOS AL TEMPLO VOTIVO DE MAIPU, SIEMPRE LAS HUEYAS DE BERNARDA ESTAN PRESENTE EN MI CORAZON, Y ME HAN SERVIDO PARA VER La vida y los problemas de forma diferente, GRACIAS A ELLA HE MEJORADO MI CALIDAD DE VIDA OJALA TODOS NOS DIERAMOS UN TIEMPO PARA CONECER A ESTA EXTRAORDINARIA MUJER.