abril 22, 2009

UN ÁRBOL FRONDOSO

Madre Bernarda, fue considerada como el árbol frondoso que da sombra y bienestar, sus virtudes las vivió intensamente, dejando una huella indeleble en la historia de nuestro país y en todas y cada una de las obras que fundó en Chile.
Humildad

“Sus buenos sentimientos me sirven de estímulo y me obligan a hacer nuevos esfuerzos para ser merecedora de ellos. No me costará hacerlo porque las amo a todas de corazón, y con el mayor gusto hago lo que me permite mi pequeñez, ayudada por Dios” (C.C. pág. 6)
Caridad

“Amar a Dios es una felicidad incomparable…, ensancha nuestro corazón y comunica una fortaleza sobrenatural; no es así el amor al prójimo, que con cortas excepciones pide innumerables sacrificios…. pero en cambio, es la primera virtud y la más agradable a Dios que podamos ofrecerle, porque Dios recibe y toma como hecho a Si mismo lo que hacemos al prójimo, sea en bien o en mal” (C.C. pág. 89-90)

Simplicidad

“Todas deseamos algún bien, algún alivio en este mundo, algún consuelo que nos ayude a soportar las contradicciones y penas de esta vida; pero ante todo, conviene convencerse bien de que este descanso no lo encontraremos sino en la fe viva y práctica; en el silencio, en la oración…” (C.C. pág. 9-10)

Abnegación

“No nos demos por cansadas en el servicio de Dios ¡valor! El premio de un solo acto pequeño de vencimiento y de trabajo en las obras de nuestra santa vocación, la más pequeñita regla que se observe por amor de Dios, vale más y no tiene comparación con todas las riquezas y honores de la tierra” (C.C. pág. 95)

Silencio

“El silencio y el recogimiento….. facilitan los buenos pensamientos y dan tiempo para todo. No nos detengamos nunca en oír … chismes, susurraciones ni murmuraciones. Si no hubiese quien oyese estas cosas no habría quien las hablase. No hablemos mal de nadie. … no seamos corredoras de noticias, de partidos, de asuntos que dividen los corazones y acaban con la caridad” (C.C. pág. 95)

Paciencia

“En la vida humana se encuentran muchas dificultades, de las cuales algunas son más difíciles de vencer que otras…. Dios prueba y hace participantes de la cruz de su Divino Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, a los que más ama. Si aceptamos esas cruces con buena voluntad y paciencia se aligeran grandemente. Si las recibimos con amor, convierten su amargura en un sabor divino” (C.C. pág. 60)


Fe

“La fe nos enseña a conocer a Dios, a amarle, servirle y a hacer todas nuestras obras interiores y exteriores por motivos sobrenaturales. La fe no se comunica a un corazón soberbio; obra por medio de la humildad” (C.C. pág. 17-18)

2 comentarios:

Rosita dijo...

No se me habia ocurrido hacer algun comentario acerca de esta pagina, pero es muy agradable e informativa, gracias por tenernos en contacto permanente con Bernarda gran mujer

Rosita dijo...

no se me habia ocurido comentar , lo informativo y agradable que es este blogspot, les felicito y gracias por manternernos informados y comunicados con Bernarda.